Publicado en Actividades SCD, Noticias

COMUNICADO SCD

Respecto a la información publicada este martes por El Mostrador y El Mercurio, la Sociedad Chilena de Autores e Intérpretes Musicales estima necesario señalar lo siguiente:

1. El objeto de la SCD es la defensa y protección de los derechos de los músicos, así como la recaudación y distribución de derechos generados por comunicación pública en diversos medios, entre ellos, la televisión y televisión por cable.

2. Los procesos de distribución de SCD están debidamente controlados a través de procedimientos que son parte de un sistema de gestión de calidad certificado bajo la Norma ISO 9001:2015 y son auditados anualmente de forma externa, además de contar con sistemas de control internos como de una Comisión Revisora de Cuentas.

3. La distribución de derechos tiene relación directa con la difusión que tenga una obra. SCD distribuye los derechos de acuerdo al uso efectivo de obras. Es decir, mientras más difusión tenga, mayores derechos recaudará. Para el caso de la televisión y televisión por cable -así como todos los medios de comunicación- la distribución se realiza en base a la información que los propios canales o productoras nos entregan a través de las planillas de ejecución, en base a todas las obras ejecutadas en su programación, ya sean canciones, cortinas, músicas incidentales, etc.

4. Respecto a la situación descrita por los medios sobre los derechos conexos de nuestro socio y Presidente del Consejo Directivo de SCD, Alvaro Scaramelli -información que se basa en un documento difundido de manera ilícita por una ex funcionaria- es necesario enfatizar que dicha situación responde únicamente a la naturaleza y usual comportamiento del derecho de autor, que aumenta o disminuye según la cantidad de difusión que una obra tenga. Gracias al trabajo que SCD realiza desde hace 30 años, cada afiliado tiene la seguridad de que, si su trabajo tiene mayor difusión en cualquier medio, esto se verá reflejado en su reparto de derechos. Afirmamos que, en este proceso en particular, así como en todo nuestro sistema de reparto, no hay ningún tipo de intervención.

5. Es común que un músico pueda ver aumentada su recaudación por distintas razones, ya sea por participar de un mega concierto o festival internacional en Chile, por firmar contratos para hacer música para televisión o publicidad, o por tener una canción de alta rotación radial en un período determinado.

6. Esto es, además, una consecuencia natural del trabajo que un músico realiza en el ámbito de la autogestión, principalmente en la búsqueda de ampliar los espacios para que sus obras se difundan.

7. Nuestra organización promueve además este tipo de gestiones, capacitando permanentemente a nuestros afiliados en estas materias, y explicando las formas en que opera el derecho de autor en el marco de la industria actual, con el fin de que cada uno pueda buscar nuevos espacios para difundir su trabajo y, con ello, generar más derechos.

8. Finalmente, para la Sociedad Chilena de Autores e Intérpretes Musicales es imprescindible que los músicos puedan vivir de su trabajo creativo y gozar de sus éxitos laborales, y que sean capaces de gestionar su difusión a través de distintas formas. En esta línea, los integrantes de nuestro Consejo Directivo son ante todo músicos y socios de nuestra organización, y apoyamos firmemente el que su dedicada labor no remunerada en la representación de los músicos chilenos, no sea un impedimento para seguir creando y generando logros y éxitos que les permitan vivir de su actividad artística.

Nuestros Amigos